¿Estás haciendo mal uso de los medios sociales?

Las redes sociales, son por mucho una revolución en la manera en que nos comunicamos hoy en día, de hecho muchos emplean gran parte de día en ellas. Usamos las redes sociales, para compartir alguna noticia, invitar a algún evento, compartimos fotos y videos, etc.

Mal uso de los medios sociales

Mal uso de los medios sociales

Aun y cuando el social media marketing, es una gran cambio en la manera en que las marcas y los profesionales tratan de atraer la atención de su público objetivo, muchos de ellos incursionan en ellas, sin tener una estrategia definida y en vez de lograr su metas, se encuentran empantanados y sin saber qué hacer. Y muchos se preguntan ¿que estamos haciendo mal?

Aquí algunos puntos que debemos de evitar:

No tener un plan definido.

Antes de lanzarte al mundo del social media, debes de planear que es lo que buscas y que esperas. Es decir debes de tener ya una estrategia definida.

Algunos puntos importantes, para la elaboración de la estrategia:

  • Identifica a tu público objetivo. ¿Sabes en que rede social participa?
  • Investigación a tu competencia. ¿Qué hace?, ¿Cómo lo hace?, ¿Qué no hace?
  • Determine su objetivo. ¿Qué buscas en las redes sociales? ¿seguidores? ¿engagement?
  • Selecciona las herramientas que te ayuden para lograr tus objetivos.
  • Desarrolla y comparte tu contenido en las redes sociales.
  • Construye y fomenta las relaciones con los miembros de tu comunidad.

Trabajar solo y no en equipo.

El éxito en el Social Media puede ser trabajo de una sola persona, pero lo ideal es contar con un equipo que nos ayuden en diferentes áreas como: creación de contenidos, diseño, desarrollo web, analítica, etc.

Esto aplica sobre todo si estamos trabajando con cuentas de marcas o cuentas donde hay mucho movimiento.

Participar en muchas redes sociales.

Es bueno tener presencia en más de una red social, pero no trates de estar en muchas, si no puedes realizar bien el trabajo.

Es mejor estar activo en una o dos redes sociales, que ser inconsistente en muchas.

La constante autopromoción y no conversar.

La constante autopromoción, es la mejor manera de ahuyentar a tu público y a menos que eso quieras, debes de moderarla. Para tus publicaciones en las redes sociales, te recomiendo usar la regla del 60-20-20, la cual consiste en:

  • 60% de tu contenido debe ser de utilidad, práctico y de valor para tu audiencia,
  • 20% de tu contenido debe ser engagement, conversación e interacción con los demás usuarios
  • 20% de tu contenido restante es de promoción de tu marca.

Ser inconsistente.

El trabajo en las redes sociales requiere que seas constante. La constancia es la clave para poder alcanzar nuestras metas, la inconsistencia aparte de no ayudarnos, dará una mala imagen de nuestra marca.

Hablar solo de trabajo.

Trata las conversaciones en las redes sociales, como una conversación casual con amigos. No siempre se habla de trabajo, o de uno mismo; se trata también de escuchar a los demás, de compartir ideas, de risas.

Estas mismas técnicas que empleas en la conversación diaria, utilízala en las redes sociales, se divertido y sobre todo se natural, se tú mismo.

No escuchar.

Como comentamos en el punto anterior, en las conversaciones diarias no siempre hablamos de nosotros, también escuchamos y dejamos a los otros hablar. Presta mucha atención a lo que otros dicen sobre ti y tu marca, sobre tus productos y/o servicios.

Agradece cuando alguien comparte alguna de tus publicaciones, nunca se te olvide devolver el favor. Las redes sociales, se trata también de ayudar unos a otros.

La mala ortografía.

La comunicación escrita, ahora es más informal que antes. Pero eso no es excusa para escribir con errores ortográficos. Recuerda que los perfiles de las redes sociales, son una extensión de ti y de tu marca.

No compartir imágenes o videos.

No es ningún secreto que las imágenes son in gran imán en las redes sociales. Utiliza imágenes, fotos, videos, te ayudara a captar la atención de tu público.

No tener un presupuesto para Social Media

El tiempo en que podemos captar la atención de nuestro público objetivo es muy corto. Los mejores planes, pueden ir por mal camino si no disponemos de al menos un pequeño presupuesto detrás de esos esfuerzos.

Está comprobado que el alcance orgánico va a la baja, por lo que los esfuerzos de nuestra estrategia, requiere de un empujón extra.

No medir nuestro desempeño.

Establece tus metas y desarrollar una metodología para la medición de su desempeño. Si no mides constantemente, como sabemos que vamos por el camino correcto.

El no medir constantemente, nos impide saber dónde estamos en ese momento y tomar las decisiones sobre las estrategias que estamos llevando, simplemente estamos caminando a ciegas.

Si te gustó el artículo, compártelo y déjanos tus comentarios. ¡Nos leemos pronto!

Autor :  Ricardo Villanueva

Para nosotros es importante y muy valiosa tu opinión sobre este blog !

Déjanos saber cual es y sabremos como mejorar !

Visitenos en : http//www.rampapublicidad.com

Siguenos en : www.facebook.com/rampapublicidad

www.twitter.com/rampapublicidad

https://plus.google.com/+Rampapublicidad/posts

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s