Por qué la experiencia no es lo único que Importa en el SEO

La experiencia es un recurso sobrevalorado. Muchos se jactan de que tienen “experiencia” en marketing digital. “Tengo más de 10 años de experiencia en SEO.” “Yo optimizaba páginas antes de que Google existiera.” Yo me pregunto, ¿se supone que me tiene que importar eso? ¿Importa verdaderamente la experiencia en el SEO? Yo creo que no. Seguramente creerás que estoy loco por decir eso. Y si, puede ser que esté un poco loco. A fin de cuentas, estoy hablando de la experiencia, no es poca cosa. Si me das un momento para explicarme, seguro que vas a entender lo que quiero decir cuando digo que la experiencia no es lo único que importa.

la experiencia no lo es todo en SEO

la experiencia no lo es todo en SEO

¿Cual es mi problema con la experiencia?

Primero lo primero: yo no tengo ningún problema con la experiencia. Tal vez te resulte un poco contradictorio, pero no lo es. Mirá, nadie puede discutir que si yo tuviera que operarme, y para ello tuviera que elegir entre un cirujano con más de 20 años de experiencia y uno recién recibido, elegiría al de los 20 años de experiencia. Obvio, ¿quién no lo haría? El hecho es que, como es bien sabido, el mundo del SEO cambia constantemente. Es más, yo fui víctima de estos cambios. Habiendo estado prácticamente afuera del mundo del SEO por casi 6 meses, al volver me encontré con un montón de cambios debido al famoso Pingüino (cambio algorítmico que Google llevó a cabo a principios de este año que afectó al 12% de las páginas tan solo en los Estados Unidos). Ahora imaginate lo siguiente: yo tengo 10 años de experiencia trabajando en el mundo del marketing digital. Se optimizar una página perfectamente, conozco todo el vocabulario SEO, he tenido muchas páginas en el número 1 de Google, etc.. Todo un Currículum, ¿no? El problema es el siguiente: ¿que pasaría si luego de esos 10 años de experiencia, decido abandonar por 6 meses como lo hice yo este año? ¿Que pasa si cuando vuelvo, me encuentro con todos estos cambios que se produjeron luego del Pingüino? Peor aún, ¿que pasa si ignoro todos estos cambios, y sigo aplicando las mismas prácticas que hace 1, 5 o 10 años?

¿A que voy con todo esto?

Una vez aclarado mi “problema” con la experiencia, y ahora que te pusiste a pensar un poco mejor, quiero que entiendas lo siguiente: La experiencia en forma de años de trabajo no es lo único que importa en el mundo del SEO. Lo más parecido a la experiencia de un experto de SEO sería un médico o un abogado. Ambos necesitan estar actualizados, ya que en el primer caso, se desarrollan nuevas técnicas para hacer mejor su trabajo (salvar vidas o mejorar la calidad de la vida de sus pacientes); en el segundo, leyes que se derogan y se promulgan, que hacen que cambien la forma en que llevan adelante su trabajo. Lamentablemente, el mundo del SEO cambia aún más rápido que el suyo. Al menos así fue durante los últimos dos años (y, por el momento, dudo que esto vaya a cambiar). Por eso, que un “experto” venga y me diga que tiene muchos años de experiencia no me mueve un pelo. Si éste experto sigue aplicando estrategias anticuadas y dañinas, vale poco esa experiencia. Digámoslo así: vale un comino. Al momento de ver si un especialista en SEO sabe realmente lo que hace o no yo me fijo en un montón de factores, más allá de la experiencia. Y creeme que muchos de estos factores importan tanto o más que la experiencia. Entre esos factores, tenemos:

La curiosidad;
La experimentación;
La flexibilidad;
El respetar las “reglas de juego”;
La persistencia;

El estar actualizado.
Dejame que explique con un poco más de detenimiento estos factores, así, al final del artículo, entiendas un poco mejor sobre lo que verdaderamente importa en el SEO.

Ser curioso

Los especialistas de SEO deben ser curiosos por naturaleza. La curiosidad es uno de los activos más importantes que un especialista en marketing online puede tener. ¿Porqué digo que es un activo? Porque es algo que no se compra ni se consigue fácilmente. Alguien que trabaja para terceros, en un mercado tan cambiante como es este, debe querer saber que es lo que sirve y que es lo que no antes de trabajar. Por ejemplo, yo hace 1 año creaba contenido de poco valor, y lo hacía porque sabía que, mal me pese, traía resultados. Y eso es lo que un cliente quiere, resultados. Ahora yo ya no lo hago más, porque aprendí que no hay forma de que uno pueda clasificarse en Google con mal contenido (por suerte). Y aunque es posible que los “piratas” hayan descubierto nuevas formas de usar contenido no original para clasificar en los buscadores, no me interesa saberlo. El hecho es que yo aprendí eso, y mucho más, siendo curioso. Y yo se que la mayoría de los verdaderos expertos de SEO tienen en común eso, la curiosidad.

Experimentar

Debido a que las reglas cambian constantemente, uno debe estar dispuesto a experimentar. Cuando hablo de “experimentar”, me refiero a probar cosas como:

Modificaciones constantes de la optimización on-site para mejorar los rankings;
Nuevas estrategias de contenido, como infográficas y videos;
Mayor participación en distintas redes sociales y foros.
Yo se que la palabra “experimentación” te suena demasiado arriesgado. Lógicamente, lo es. Pero pará, no quiero que pienses mal de la experimentación. Experimentar no es arriesgarse de tal forma que ponés en riesgo el posicionamiento de tus clientes o de tus propias páginas. Para nada. Experimentar es, como viste más arriba, probar estrategias nuevas para ver cuales funcionan y cuales no. O mejor aún, cuales funcionan mejor que otras, además de aprender nuevas y mejores formas de hacer su trabajo. Eso, a la larga, ayuda al cliente, y nos mejora como profesionales. Por eso es necesario experimentar. Sino, pasa lo que dije al principio: usamos estrategias anticuadas o poco efectivas que no nos sirven. Y nadie quiere que eso le pase.

Respetar las reglas de juego

Vamos a ser claros. Existen ciertas reglas que Google, Yahoo y Bing imponen, que te definen que podés hacer y que no. Son las reglas básicas que ellos crearon para que uno pueda clasificarse en sus rankings. Si respetás sus reglas, te van a indexar como corresponde, y posiblemente te clasifiquen arriba en sus buscadores. Sino, te van a desindexar y no vas a aparecer más en sus resultados de búsqueda. Por eso, por favor, jugá bajo sus reglas. No lo digo porque yo sea el “rey de la ética” ni mucho menos. Tampoco lo digo para que tengas miedo. Lo digo porque es lo más fácil, más conveniente, e inclusive, más efectivo que podés hacer. Te estás haciendo un favor a vos mismo. Creeme, yo estuve del otro lado, y nunca la pasé bien. Era aburrido, complicado y caro. Lo peor es que a pesar de que ganaba resultados rápidos, estos nunca duraban. Además, tampoco es que me iba tan bien financieramente hablando. Por eso, si buscás clasificar para los rankings de “ellos”, jugá bajo sus reglas.

Ser flexible

Algo que veo seguido con muchos principiantes, es que éstos cumplen ciertas reglas a rajatabla. Estas “reglas” pueden ser pautas como “el contenido es rey”, o “no superes el X% de densidad de tus palabras clave”. Relajate. No te vuelvas loco con los rumores o supuestas reglas que algunos dicen que tenés que hacer. Está bien, como dije antes, que respetes los Términos y Condiciones de Google, Yahoo y Bing, pero tampoco para volverse loco. Vos tenés que pensar que es lo que te conviene a vos. ¿Querés que tu contenido sea leído por mucha gente? Salí a promocionarlo. ¿Querés escribir 10 veces tu palabra clave en tu artículo de 500 palabras? Si tiene sentido, hacelo. Como los buscadores no tienen reglas tan estrictas para penalizarte, vos tampoco tenés que ser tan estricto. Usá tu sentido común. Si crees que lo que estás haciendo está bien, entonces dale para adelante. Lo peor que te podría pasar es que cuando entres a tu cuenta de Google Webmaster Tools te digan, “te estás pasando de vivo, para con lo que estás haciendo porque te desindexamos”. Ahí, lógicamente, vas a saber que tenés que parar. ¿Y como vas a lograr eso? Siendo flexible.

Ser persistente (resistencia al fracaso)

Posicionarse en los buscadores no es tarea fácil. Toma tiempo y mucho esfuerzo. Algo muy común en principiantes es que al no ver resultados en un período corto de tiempo (menos de 3 meses), dejan todo para:

No trabajar más en esa página, o peor aún;
Utilizar estrategias “piratas” que buscan resultados rápidos.
Sea como fuere, no está bien ni dejar de esforzarse, ni hacer cosas que a la larga te perjudican. El problema es el siguiente: tus clientes quieren resultados. Y los quieren cuanto antes, si es posible. Si vos querés cobrarles, tenés que demostrarles que lo que estás haciendo trae resultados. Es una cuestión de ROI, ¿viste? Bueno, las expectativas de los clientes es todo un tema que merece otro post entero. Sin embargo, hay que ser claros con ellos: posicionar toma tiempo. Te guste o no, así es como son las cosas. Si tu página ya es considerada de “autoridad”, buenísimo. Tal vez no te cueste posicionarla en mucho tiempo. Pero si es nueva, o si vienen de una gran penalización, habrá que esperar. Y para eso, es necesario ser persistente. Tal vez, este es el único factor en el cual la experiencia toma relevancia. A fin de cuentas, uno se hace inmune al fracaso con el paso del tiempo, después de sufrir muchos altibajos. Así que si, en este aspecto la experiencia si es importante. (¿Viste?, tampoco estoy tan loco.)

Estar actualizado

En mi opinión, lo que verdaderamente importa en un especialista de SEO es estar actualizado. Estar al tanto de los cambios de los algoritmos, saber que trae resultados, saber que puede causar que los buscadores te penalicen, todo eso importa. Y todo eso lo aprendés siendo curioso, sabiendo experimentar y siendo flexible, al mismo tiempo que siendo respetuoso de las reglas de juego, gracias a tu persistencia y tu resistencia al fracaso. Seas un experto o no, nunca dejes de aprender. Porque el día que dejas de hacerlo, perdés tanto vos, como tus clientes. Y nadie quiere que eso pase.

Conclusión

De seguro que a esta altura te quedó bien claro que la experiencia no es lo único que importa. Si sos un especialista de SEO, dejá de mentirte y empezá a aprender. No te duermas en tus laureles, porque a ningún buscador le importa desde hace cuanto que trabajás como SEO. Lo único que les importa es que vos juegues bajo sus reglas, y que les proveas verdadero valor a sus clientes. Si no sos un especialista de SEO, ya sabés que debés buscar en uno. Si éste se jacta de su experiencia, buenísimo. Pero no te quedes solo con eso. Averiguá que estrategias y métodos usa para posicionar hoy en día, y luego preguntale a cualquier otro especialista si piensa que esas estrategias son útiles. Además, mirá que lo que haga no te suene demasiado raro o complejo. Para vos, ¿que es lo que verdaderamente importa en el SEO?

Autor: Ivan Kreimer

Para nosotros es importante y muy valiosa tu opinión sobre este blog !

Déjanos saber cual es y sabremos como mejorar !

Visitenos en : http//www.rampapublicidad.com

Siguenos en : www.facebook.com/rampapublicidad

www.twitter.com/@rampapublicidad

https://plus.google.com/u/0/101670449426393132145/posts

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s